El PSOE propone un plan de seguridad para combatir los robos en las explotaciones agrarias y ganaderas

  • Los parlamentarios socialistas denuncian que los robos en el medio rural han aumentado un 50% en la provincia y que “están siendo perpetrados por auténticas mafias organizadas, que provocan un gran daño en las explotaciones”

NievesMIguel

El PSOE de Granada propondrá un plan de seguridad para combatir el creciente número de robos en explotaciones agrarias y ganaderas. La propuesta será planteada a través de una Proposición no de Ley (PNL) que el grupo parlamentario socialista formulará en la Cámara andaluza en el próximo periodo de sesiones. La iniciativa ha sido presentada esta mañana por los parlamentarios por Granada Nieves Masegosa y Miguel Castellano, quienes han reivindicado un plan específico de seguridad para el medio rural.

En la propuesta, el grupo socialista reclama coordinación entre las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, un aumento de efectivos, y un plan de inspección específico que extreme los controles en los puntos de receptación, donde se compran materiales de segunda mano, para garantizar que los objetos que entran en esos establecimientos no provengan de un robo, según han informado los dos parlamentarios socialistas. También solicitan que se aumenten los controles en los sitios donde se da un tratamiento especial a los productos hortofrutícolas.

Según la parlamentaria Nieves Masegosa, el grupo socialista va a reivindicar además “un compromiso que ya fue asumido por los ministerios de Interior y Agricultura, pero que ha sido incumplido, que es la reforma del Código Penal para que sean más contundentes las penas contra los ladrones de explotaciones agrarias, un mapa de cultivos para determinar donde se producen más esos robos, que ayudará a poner más vigilancia donde más se necesita, y la modificación de la Ley de Seguros Agrarios, que reivindican las organizaciones agrarias, porque a día de hoy no están incorporados los robos entre los riesgos que cubren”.

Masegosa ha exigido que se adopten ya medidas contundes y eficaces “porque la situación se está haciendo insostenible” y ha respaldado las demandas  de los agricultores y organizaciones agrarias, demandas que el PSOE ya recogió en una Proposición no de Ley que se debatió en mayo el Congreso y que fue rechazada por el PP. Además, ha reivindicado para Andalucía el mismo trato que el Gobierno del PP está dando a otras comunidades autónomas, como Valencia, donde el Ejecutivo de Rajoy ha puesto en marcha un plan especial por el que incorporaba más policías y elaboraba un mapa de cultivos que permitía paliar los efectos de los robos. “También en materia de Seguridad Ciudadana el trato que está dando el Gobierno del PP a Andalucía es discriminatorio con respecto a otras comunidades”, ha señalado.

La representante socialista ha denunciado la ocultación de datos sobre los robos en explotaciones agrarias y ganaderas por parte del Ministerio del Interior, que ha integrado en su estadística los robos en explotaciones agrarias y ganaderas en la categoría de robos en domicilio”. A ello se ha referido el parlamentario Miguel Castellano, quien ha asegurado que, “aunque los datos estén camuflados, los robos en explotaciones agrarias han aumentado un 50% en la provincia”. “Si hacemos caso a las organizaciones agrarias, el incremento es del 80%”, ha precisado, tras destacar que “en muchos casos no se denuncian porque piensan que van a quedar impunes”.

“No estamos hablando de situaciones anecdóticas ni de pequeños hurtos, sino de robos que están siendo perpetrados por auténticas mafias organizadas, que provocan un gran daño en las explotaciones, que utilizan sofisticados medios técnicos y que actúan con violencia”, ha explicado Castellano, quien ha insistido en la necesidad de establecer controles en los centros de comercialización de esos productos.

Según el parlamentario socialista, el campo andaluz vive una situación complicada por una negociación en la Política Agraria Común, “que no es la que necesita Andalucía, por las dificultades de los precios agrarios y por el aumento de los costes de producción, a lo que hay que sumar el incremento de la delincuencia en el medio rural, que está provocando una situación gravísima en el sector agrario y ganadero”. Se trata de robo de productos agrarios, de ganado, de material de aperos de labranza, de cables, de placas solares, de motores de riego, tuberías…, “materiales que se comercializan a través de intermediarios o en chatarrerías que actúan de manera ilegal”, ha relatado.

Castellano ha criticado la pasividad del Gobierno del PP, que tiene la competencia en materia de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, y que “está haciendo una dejación de funciones pese a los reiterados compromisos de la delegada del Gobierno y de los ministros del Interior, de Agricultura y de Justicia”. “En Andalucía tenemos una disminución de efectivos dedicados a  atender este tipo de delitos, una reducción de miembros de la Guardia Civil dedicados a la labor de inspección y menos medios técnicos para controlar y prevenir estos robos”, ha añadido. Por esa dejación de funciones, según el diputado autonómico, “tienen que actuar los propios agricultores y ganaderos con patrullas de vigilancia o con la vigilancia individual de las fincas para evitar que les roben los productos para la venta al público”.

La situación genera, además, “un grave problema de seguridad alimentaria porque los productos que se roban y que se están comercializando escapan de los controles sanitarios, poniendo en riesgo la salud de las personas”, ha añadido el representante socialista, quien ha criticado que esos robos queden impunes y se ha preguntado qué ha sido del plan especial que anunció el subdelegado del Gobierno en Granada. “Nosotros no tenemos constancia de su existencia”, ha indicado.