El PSOE exigirá a la UE más ayudas para frenar las pérdidas por el veto ruso y que se amplíen a todos los productos afectados

P1390576

La europarlamentaria socialista Clara Aguilera tacha de “catastrófica” la campaña de agosto y alerta de que, de no actuar, la campaña de invierno sufrirá perjuicios nunca antes conocidos en la provincia

La eurodiputada socialista y vicepresidenta de la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo, Clara Aguilera, ha anunciado este viernes que exigirá a la Comisión Europea que amplíe las ayudas compensatorias al sector agroalimentario para frenar las pérdidas millonarias que está ocasionando el boicot ruso a las exportaciones y que no excluya de ellas a determinados productos que también se están viendo duramente golpeados por la crisis.

Así lo ha avanzado la representante socialista en declaraciones a los medios tras mantener una reunión, en la que ha estado acompañada por el parlamentario andaluz del PSOE Miguel Castellano, con agricultores y representantes de las organizaciones agrarias Coag, Asaja, Upa y Faeca para analizar la incidencia de la prohibición impuesta por la Federación Rusa a la entrada de productos de la UE.

Aguilera ha señalado que la Comisión Europea ya ha aprobado medidas excepcionales de apoyo exclusivo a los productores de melocotones y nectarinas, y que aún está pendiente la puesta en marcha de un nuevo reglamento que contemple las ayudas a la retirada del resto de productos afectados.

Una lista que la europarlamentaria ha considerado “absolutamente insuficiente”, al no incluir frutas y hortalizas como el melón, la sandía o la berenjena, también gravemente perjudicados. Aguilera ha incidido además en que los reglamentos comunitarios no tienen en cuenta en los precios de retirada la existencia de una “clara diferenciación” en la cuantía real del mercado en función de las diferentes variedades, como demuestra de manera palmaria el caso del tomate.

Algunas cooperativas agrarias de la provincia de Granada, ha asegurado, se han visto obligadas a desprenderse de hasta el 50 por ciento de la producción de la variedad de tomate ‘cherry’. En este caso, el reglamento de la Comisión establece un precio de retirada de 25 céntimos, una tercera parte de los costes reales de producción, que ascienden a 65 céntimos.

“Exigimos que el nuevo reglamento comunitario se active ya, adecuadamente y que considere todos los productos afectados”, ha señalado Aguilera, quien ha aludido a las pésimas consecuencias de no actuar de manera inmediata. Ha asegurado que la crisis puede provocar que la campaña “catastrófica” de agosto culmine en octubre con pésimas consecuencias para la de invierno. “Si el mes de agosto ha sido catastrófico para la producción, la de invierno puede ser la peor que se recuerde en la provincia de Granada”, ha alertado.

Ampliación de las medidas hasta el final del bloqueo

La europarlamentaria ha reclamado que se dote de los suficientes fondos comunitarios para amortiguar las pérdidas que, según ha indicado, no podrán ser sofocadas por los fondos compensatorios de 125 millones y exigirá también que las ayudas y medidas se prolonguen desde que comenzó el veto, el pasado 8 de agosto, hasta que finalice el bloqueo.

La representante socialista ha urgido además al Gobierno central y al Ministerio de Agricultura a que colaboren centro de las medidas excepcionales de apoyo a los productores de melocotones y nectarinas de las Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas (OPFH) en la puesta en marcha de una campaña institucional con los medios de comunicación para favorecer que se incremente el consumo de estos productos.

“Hay que poner más medios y más presupuesto, ha subrayado Aguilera para indicar que se trata de “una crisis que no ha sido provocada por los agricultores, sino motivada por decisiones políticas que tienen a los agricultores como víctimas”.

La eurodiputada ha concluido criticando a las grandes cadenas de distribución, al aprovechar el veto ruso “para renegociar los precios a la baja, algo absolutamente injusto”. “Hay quienes se están aprovechando del veto, pero los perjudicados son los agricultores”, ha afirmado.