El PSOE alerta de pérdidas de hasta 20 millones en el sector agroalimentario de la provincia por el veto ruso a las exportaciones de la UE

P1390417
La europarlamentaria socialista Clara Aguilera critica la “inacción” del Gobierno, “que se vanagloria de un fondo compensatorio aprobado por Bruselas que resulta totalmente insuficiente”

La eurodiputada socialista y vicepresidenta de la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo, Clara Aguilera, ha advertido este jueves de pérdidas de hasta 20 millones de euros para el sector agroalimentario de toda la provincia de Granada por el boicot ruso a las exportaciones de productos procedentes de la Unión Europea (UE).

El veto de la Federación rusa, decretada a principios de agosto, está ocasionando daños millonarios al sector agrícola y ganadero de la provincia que, según la eurodiputada, serían más cuantiosos aún si se considera la caída que están sufriendo las ventas no directas, es decir, las que van dirigidas a otros países como Francia o Alemania, que se encargan de reexpedir los productos a Rusia.

Aguilera ha subrayado que estas pérdidas se suman a los perjuicios generados por el mal año agrícola, propiciado principalmente por fenómenos climatológicos como la sequía. Así se lo han trasladado representantes del propio sector agrario granadino a la representante socialista, quien ha advertido de que la “gravedad” de la situación también incluye “efectos colaterales” como la caída de los precios. La crisis está teniendo especial incidencia en las comarcas de Guadix, de la Vega granadina y en la huerta de Zafarraya.

En el caso de la comarca accitana, el mercado está “hundido” para las frutas de hueso como la ciruela, el melocotón, la pera, el paraguayo o la nectarina, ha indicado la eurodiputada socialista, quien ha afirmado que el precio medio del melocotón de esta semana ha sido de 17 céntimos, cuando los gastos de producción ascienden a 30 céntimos.

Por su parte, cultivos como la cebolla y la patata, en la Vega granadina, se están viendo también especialmente perjudicados. De hecho, según ha detallado Aguilera, la patata se está vendiendo de media a siete céntimos, cuando el horizonte de gastos de producción alcanza los 40 céntimos. Un hundimiento en los precios para el agricultor que también está golpeando a la producción de tomate, berenjena, pimiento y calabacín en Zafarraya.

La eurodiputada socialista ha denunciado que buena parte de la gran distribución está aprovechando la situación para modificar los acuerdos de  precios alcanzados con agricultores y cooperativas, y renegociándolos a la baja.

Inacción del Gobierno central

Aguilera ha reprochado al Gobierno central su “inacción” ante la crisis y que se “vanaglorie” de medidas como el fondo compensatorio aprobado por Bruselas por valor de 125 millones de euros, una cuantía que, a su juicio, resulta “insuficiente”. De hecho, según ha afirmado, la propia Comisión Europea sitúa el valor de las exportaciones europeas de los productos alimentarios a Rusia en más de 5.200 millones de euros, de los que 440 corresponden a España,  90 a Andalucía y 20 a la provincia de Granada.

Además, ha pedido explicaciones a la ministra de Agricultura sobre la “nula incidencia” de la Ley de la Cadena Alimentaria que aprobó el Ejecutivo de Rajoy hace un año pero, ha señalado, “de la que no se ha vuelto a saber más”. También ha criticado la “nula política” del Gobierno central para la promoción real de los productos hortofrutícolas.

La europarlamentaria ha urgido al Gobierno y a la ministra de Agricultura a que actúen y propicien que se dote de suficientes fondos comunitarios para amortiguar las pérdidas; a que se incremente la lista de productos realmente afectados por el veto; y que se apele al principio de la preferencia comunitaria, es decir, que los productos europeos tengan preferencia frente a otros productos.

“A río revuelto, ganancia de pescadores”, ha avisado Aguilera, quien ha advertido de que la crisis no beneficia ni a los europeos ni a los rusos, sino a países terceros están vendiendo a mejor precio sus producciones.