El PSOE exige al Gobierno que mantenga la moratoria que impide a los bancos ejecutar los desahucios hasta que los afectados no cuenten con ingresos suficientes para poder acceder a una vivienda

JuanMaFer_archivo

El portavoz socialista en Fomento, Juan Manuel Fernández Ortega, recuerda que, en dos años, más de 80.000 familias han perdido su vivienda, asegura que las medidas adoptadas por el Ejecutivo del PP son “ineficaces e insuficientes” y critica que el Gobierno “ha pensado más en los bancos que en proteger a las familias”

El Grupo Socialista, a través de su portavoz en Fomento, Juan Manuel Fernández Ortega, interpelará al Gobierno el próximo martes, 25 de noviembre, y le reclamará que mantenga la moratoria que impide a los bancos ejecutar los desahucios hasta que los afectados no cuenten con los ingresos suficientes para poder acceder a una vivienda.

Fernández Ortega ha explicado que uno de los efectos más graves de esta crisis ha sido la situación de miles de españoles que contrataron un préstamo hipotecario con el fin de acceder a una vivienda y ahora, debido a la lacra del desempleo, se ven incapaces de afrontar dicho préstamo y se encuentran en una situación de insolvencia. En este sentido, ha pedido al Ejecutivo del PP que suavice las condiciones de su reformas normativas y prohíba que se desahucie a las familias que no pueden afrontar el pago de su hipoteca.

El parlamentario del PSOE ha recordado que el Gobierno aprobó una serie de medidas urgentes en un Decreto-Ley “claramente insuficiente” y que, posteriormente, modificó la Ley de medidas para reforzar la protección de los deudores hipotecarios, de reestructuración de la deuda y alquiler social, con matices normativos “poco eficaces”.

En este punto, Juan Manuel Fernández Ortega ha destacado que los datos publicados por el Banco de España y el Instituto Nacional de Estadística (INE) han revelado que el número de familias que siguen siendo victimas de situaciones de insolvencia y se ven involucradas en procesos de ejecución de sus bienes, no ha hecho más que aumentar. Concretamente, el Banco de España, en su informe de noviembre, revela que en los primeros seis meses de 2014, un total de 19.565 familias han perdido su vivienda mientras que en todo 2013, fueron 38.961 las que fueron forzadas a abandonar su hogar. Además, el INE informa de que en 2014 se ha registrado un incremento anual del 8,4% en el número de ejecuciones hipotecarias con respecto al curso pasado.

Por ello, Fernández Ortega ha destacado que “los datos han revelado que la reforma de la ley ha sido totalmente ineficaz” y ha añadido que “el Gobierno ha dado una respuesta insuficiente a este problema y ha pensado más en los bancos que en proteger a las familias”.

A continuación, ha recordado que el Ejecutivo del PP anunció, en su día, que más de 10.000 familias se acogieron a la medida contemplada en el artículo 1 de la Ley Hipotecaria, suspendiendo el lanzamiento de su vivienda habitual por un periodo de dos años. Sin embargo, una vez que se aproxima la finalización de este periodo sin que se hayan modificado sustancialmente las causas que lo motivaron, procede ampliar este plazo para evitar que dichas familias se encuentren, de nuevo, en esa grave situación, así como eliminar algunas de las exigencias o limitaciones que se incluyeron como condición para tener derecho a la suspensión.

En este sentido, ha advertido que si el Gobierno no modifica las condiciones de la ley, 10.000 familias se verán desahuciadas de su vivienda por los bancos en el próximo mes de mayo del año 2015, fecha en la que concluye el plazo dado, en un principio, por el Ejecutivo del PP. El portavoz socialista en Fomento ha aclarado que, en los dos últimos años, cerca de 80.000 familias han perdido su vivienda y ha recalcado que el Gobierno de Rajoy “debe garantizar que todas las familias que se encuentren en circunstancias económicas excepcionalmente difíciles puedan acceder a la suspensión de la ejecución hipotecaria garantizando, de esta manera, que puedan continuar ocupando sus viviendas hasta que sus condiciones económicas mejoren”.